Frenan prohibición Taurina en Quintana Roo

Hasta no escuchar a los diversos actores involucrados en el caso

 

En la sede de la Asociación Nacional de Matadores de Toros, se realizó una conferencia de prensa para dar a conocer los avances, así como la postura del gremio taurino con respecto de la prohibición de los espectáculos taurinos en el estado de Quintana Roo.
En un evento que contó con la presencia de Manuel Sescosse, integrante del consejo de la organización nacional Tauromaquia Mexicana, así como de Jaime Valenzuela, presidente del capítulo Quintana Roo, así como los diversos representantes de organizaciones taurinas en México comentaron de forma principal que Arturo Contreras, subsecretario de gobierno de Quintana Roo, se comprometió a no publicar la ley hasta no escuchar todas las versiones de todos los involucrados.
De esta manera, el matador en retiro Pepe Saborit, enumeró uno a uno los temas a tratar durante la jornada donde Sescosse explicó que la dicha ley aprobada (no publicada) contiene diversas deficiencias, entre  las cuales destacó que los pueblos originarios no fueron consultados, ya que la ley de cultura mandata que ellos deben ser escuchados cuando se representa un cambio  tanto en sus costumbres,  como en sus tradiciones. 
En su oportunidad, Valenzuela  comentó que tanto los taurinos, como los que se dedican a las peleas de gallos, están unidos y no están dispuestos a que los diputados pasen por alto las tradiciones, ni las costumbres.
"Son diputados oportunistas que violan la Constitución, ya que a los que nos dedicamos a la fiesta de los toros de un plumazo, de la noche a la mañana, nos ponen como ilegales en nuestro pueblo", afirmó Valenzuela.
Por su parte, Antonio Rivera, presidente del capítulo Yucatán, presentó el proyecto del libro "La Fiesta no manifiesta", en el cual realiza un estudio sobre la antigua y arraigada tradición taurina que existe en el estado de Yucatán y mencionó a la península como un universo que une la celebración del santo patrono con la fiesta brava y puso de ejemplo a la localidad Acancéh, lugar donde se rentan de 130 a 140 toros en un día y asisten cerca de 6 mil personas.
"La fiesta de los toros en Yucatán es generosa. No hay afición a las corridas, hay devoción a los festejos, van a vivir una celebración en un ritual al santo patrono en la plaza en donde el toro es el eje principal" explicó Rivera. 
Francisco Dóddoli compartió que la aprobación de la ley, puso en los terrenos a la comunidad maya y a la familia taurina, por lo que afirmó que ese hecho le recordó una frase perteneciente a la Guerra Civil Española.
"La península es un gran ejemplo de cómo defienden la fiesta, no se quedan con las manos cruzadas”, declaró José María Arturo Huerta. Para finalizar Juan Ramón Saldaña dijo que no había palabras que decir cuando existe unión, ya que nadie puede prohibir que se viva la fiesta brava.

Escribir comentario

Comentarios: 0